miércoles, 27 de noviembre de 2013

Están en todas partes!

A veces intentas no hacer caso a ese pepito grillo que te persigue en tu cruzada de hacer de la atención al cliente una necesidad, no ya profesional, que lo es, sino también personal.

No sería la vida más agradable y también el mundo en general, por qué no, si todos nos dirigiéramos a los demás con una sonrisa, un buenos días y un "que tenga un bonito dia"? pues parece que es lo que nos gustaría pero no es la realidad y tampoco ponemos muchos medios para que así sea.

En el cole de mis hijos hay una tienda donde compras material escolar, uniformes y demás necesidades del mundillo cole. Pues bien, la mujer que lo atiende es de las más bordes que he conocido nunca! no entro a juzgar si le gusta o no su trabajo, si está ahí por necesidad pura y dura, si es que por las mañanas el café le sienta mal.... oiga, no sé..... pero yo no tengo la culpa de nada de eso!

Cada vez que le pides algo o le preguntas por un material, libro o similar te contesta como si te estuviera perdonando la vida además de hacerte sentir como si hubieras preguntado la cosa más tonta del mundo... pero bueno! así que la gente que está en la tienda se contagia de esa energía negativa y cuando les toca ser atendidos ya lo hacen a la defensiva.... generamos malas vibraciones que las traspasamos al siguiente human being que nos cruzamos y que tampoco tiene la culpa de que esta borde nos haya condicionado nuestra siguiente interactuación humana.... eso es atención al cliente y educación por supuesto y no cuesta tanto! de verdad que no!

Otro caso que me encontré ayer fue el de la recepcionista del hospital de Torrelodones.... estaba atendiendo a unos señores, buscándoles una cita por lo que me pareció entender y, sabiendo todos como sabemos que esto de las citas médicas es un encaje de bolillos o un tetris para los más modernos, les llevó un ratito cuadrarlo. Pues les contesta a uno de los cambios solicitados por este matrimonio "lo que usted diga oiga..." así con ese tonito que os estáis ahora mismo imaginando.... ese mismo.... qué sentido tiene contestar así?

En ese momento me tocó preguntar a mi y, como esperaba, me contestó sin mirarme y de esa manera que se nota que ha respondido a la misma pregunta cien veces en la mañana. No será más fácil comentar internamente que hay alguna especialidad mal señalada ya que todo el mundo pregunta por la dirección para llegar? si lo ha hecho y no le han hecho caso volvemos a que no es mi problema! y si le sienta el café mal por la mañana, tampoco! que tome cola-cao....

sería tan fácil hacernos la vida mas agradable con unos cuantos trucos de customer service.... seguiremos luchando por ello

lunes, 18 de noviembre de 2013

una gasolinera encantadora

Lo primero mis disculpas por este abandono temporal. Procuraré no hacerlo de nuevo...

El caso es que ayer tuve que poner gasolina en el coche... acto que realizo al menos una vez a la semana... y me topé con una mujer encantadora detrás del mostrador

Comento la frecuencia con que llevo a cabo esta acción para poner en perspectiva que en los últimos años, a una vez semanal, ayer me encontré con UNA mujer encantadora.

Lo curioso del tema es que no tuvo relación alguna con la gasolina ya que su actuación brillante fue debido a una barra de pan que compré en la tienda de la gasolinera. La verdad es que tienen un pan espectacular! y más a las 2:30 de la tarde!!! calentito, crujiente... hhhmmm... irresistible

Pues así había sido durante mucho tiempo hasta que ayer me dan mi barra de pan metida en una bolsa medio de papel medio de plástico (un lado era ventana para poder distinguir el tipo de barra que compras). Este hecho acaba con ese crujir tan divino del pan recién hecho para convertirlo en una especie de barra amorfa blanda y sin atractivo... ni siquiera a las 2:30pm

Pregunté a la chica del mostrador por la razón de esta sin-razón y me contestó que sanidad lo había exigido para evitar que se tocara el pan pero al mismo tiempo se pudiera ver el material comprado. Tengo que decir que ya tenían sus bolsitas de papel y sus guantes para servirse peeero sanidad tuvo que decidir que no era suficientemente seguro y que era mucho mejor chafar el pan totalmente, quitarte las ganas de comerlo aun con el estómago runruneando y meterlo en su bolsita nada más salir del horno lo que todo el mundo sabe que es la mejor forma de destrozar su lozanía!

La chica me explicó que como ellos también eran conscientes de este gran problema (Sanidad no compra pan por lo visto...Carrefour tampoco porque hace lo mismo y es pan-baba...) y que estaban buscando la forma de poder ver el tipo de pan que adquieres sin necesidad de meterlo en bolsas medio de plástico. Por ejemplo ponerlo en cestas debajo de la altura de los ojos de forma que se vea por uno de los lados, etc. Lo están estudiando.

Mientras tanto me ofreció una bolsita totalmente de papel para el camino hasta casa y así reducir la agonía de mi pobre barra, cerebro y estómago! le dije que no se preocupara, que ya reducía yo la agonía en unos minutos acabando con aquella barra que quiso ser crujiente y no le dejaron. Tengo que decir que me supo a gloria igualmente!

Gracias gasolinera, fue un detalle! demostraste gran empatía :)