miércoles, 27 de noviembre de 2013

Están en todas partes!

A veces intentas no hacer caso a ese pepito grillo que te persigue en tu cruzada de hacer de la atención al cliente una necesidad, no ya profesional, que lo es, sino también personal.

No sería la vida más agradable y también el mundo en general, por qué no, si todos nos dirigiéramos a los demás con una sonrisa, un buenos días y un "que tenga un bonito dia"? pues parece que es lo que nos gustaría pero no es la realidad y tampoco ponemos muchos medios para que así sea.

En el cole de mis hijos hay una tienda donde compras material escolar, uniformes y demás necesidades del mundillo cole. Pues bien, la mujer que lo atiende es de las más bordes que he conocido nunca! no entro a juzgar si le gusta o no su trabajo, si está ahí por necesidad pura y dura, si es que por las mañanas el café le sienta mal.... oiga, no sé..... pero yo no tengo la culpa de nada de eso!

Cada vez que le pides algo o le preguntas por un material, libro o similar te contesta como si te estuviera perdonando la vida además de hacerte sentir como si hubieras preguntado la cosa más tonta del mundo... pero bueno! así que la gente que está en la tienda se contagia de esa energía negativa y cuando les toca ser atendidos ya lo hacen a la defensiva.... generamos malas vibraciones que las traspasamos al siguiente human being que nos cruzamos y que tampoco tiene la culpa de que esta borde nos haya condicionado nuestra siguiente interactuación humana.... eso es atención al cliente y educación por supuesto y no cuesta tanto! de verdad que no!

Otro caso que me encontré ayer fue el de la recepcionista del hospital de Torrelodones.... estaba atendiendo a unos señores, buscándoles una cita por lo que me pareció entender y, sabiendo todos como sabemos que esto de las citas médicas es un encaje de bolillos o un tetris para los más modernos, les llevó un ratito cuadrarlo. Pues les contesta a uno de los cambios solicitados por este matrimonio "lo que usted diga oiga..." así con ese tonito que os estáis ahora mismo imaginando.... ese mismo.... qué sentido tiene contestar así?

En ese momento me tocó preguntar a mi y, como esperaba, me contestó sin mirarme y de esa manera que se nota que ha respondido a la misma pregunta cien veces en la mañana. No será más fácil comentar internamente que hay alguna especialidad mal señalada ya que todo el mundo pregunta por la dirección para llegar? si lo ha hecho y no le han hecho caso volvemos a que no es mi problema! y si le sienta el café mal por la mañana, tampoco! que tome cola-cao....

sería tan fácil hacernos la vida mas agradable con unos cuantos trucos de customer service.... seguiremos luchando por ello

No hay comentarios:

Publicar un comentario