jueves, 23 de mayo de 2013

grandes almacenes

La historia de hoy trata sobre unos grandes almacenes.... uno de esos enormes que se ubican en polígonos o zonas comerciales gigantes.

Ocurrió en Navidad pero como en Navidad no tenia el blog pues os lo cuento ahora :)

Pues bien, ahi estoy yo buscando un juguete muy específico... por supuesto este juguete es el de moda del momento y no lo encuentro en ninguna parte... como todos estos elementos que aparecen por la tele, omnubilan a los niños y agotan las existencias mundiales.... porque búscalos en internet y verás!

Tras buscar en varias tiendas y centros comerciales llego a A donde, tras buscar un rato entre colores y formas de lo más atractivas y sugestivas para el ojo humano, creo darme cuenta de que no lo encuentro. Seré torpe o es que es casi misión imposible? para salir de dudas pregunto a uno de los empleados que estaba por la zona en ese momento, colocando productos en las estanterías....

Tras buscarlo él mismo por detrás de los lineales me dice que está agotado pero que cree haber visto una unidad en el almacén, que espere un momentito porque el almacén está un poco "manga por hombro" (me lo imagino en esta época...) y tiene que buscar con detenimiento. Me asegura que estará de vuelta en unos 10 minutos pero que desafortunadamente no me puede asegurar que lo encuentre.

... tick tack... tick tack..... unos 10 minutos más tarde.....

Aparece el chico con una caja y me dice que ha encontrado otra versión de la muñeca que no es la que yo necesito.... oohhh mi gozo en un pozo.... pero al momento le da la vuelta y me dice "que si! que la tenemos!" y ahi estaba la muñeca que tenia que comprar! fue como un milagro....

Esto es atención al cliente.... el chico dejó su trabajo para ir a buscar algo que no estaba seguro de encontrar y para lo cual tuvo que revolver el almacén pero que sabía que yo necesitaba desesperadamente. Gracias!!! me salvaste la vida y la ilusión de mi hija y eso no se olvida tan fácil...

La historia no acaba aqui.... con mi muñeca bajo el brazo como un preciado tesoro ( y percibiendo miradas de incredulidad y hasta de odio en otros papas y mamas que pasaban por mi lado...) me acerco a la zona de jardineria porque tenía un problemilla con una de mis plantas y no tenía claro cómo solucionarlo.

Un empleado se acerca y me pregunta si necesito ayuda (me debía ver despistada...). Al explicarle mi problema, bueno, el de mi planta, me comunica que otra compañera más entendida en la materia vendrá a atenderme en un momento. La llama por radio y en 2 minutos se presenta para ayudarme.

Le comento la pequeña enfermedad de mi plantita y decididamente toma un líquido del lineal y me explica como utilizarlo con todo detalle y escuchando mi calvario floral con toda la paciencia posible....

De vuelta en casa pongo en práctica sus instrucciones con la planta y en tres dias estaba lozana y preciosa! otro milagro....

Chic@s de A: gracias por un dia casi perfecto

Mi experiencia ese dia especialmente y el recuerdo de mi experiencia, que a veces es más importante por las connotaciones que añadimos con el paso del tiempo y los comentarios de las personas a quien se lo comentamos, fue EXCELENTE!

Muchos debieran aprender de vosotros... gracias a estas políticas de empresa tenemos empleados formados y con una gran orientación al cliente.

No todas las historias iban a ser negativas :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada